¿El póker es un juego de azar o de habilidad?

Por la catalogación que las autoridades hacen del póker, existe la percepción generalizada de que el póker es un juego de azar. Sin embargo, a poco que profundices en el mundo del póker, pronto te darás cuenta de que en realidad el póker es más un juego de habilidad.

Esto no significa que no haga falta en el póker tener suerte o saber jugar, ya que son ingredientes necesarios para poder aspirar a la victoria, pero es cierto que nunca se podrá optar a ganar los grandes botes si no se cuentan con las destrezas suficientes como para lograrlo.

Por tanto: ¿el póker es más suerte o habilidad? Ambas influyen, cierto, pero no son autosuficientes ni por sí mismas determinantes como para proclamar a un jugador campeón. En el póker tanto la suerte como la habilidad son necesarias para ganar, pero la una sin la otra no son nada y no llevan a ninguna parte. Y, dado que se requiere de mucha dedicación y de profundos conocimientos matemáticos y estadísticos para conocer en profundidad las mecánicas de póker, se ajustaría más a la realidad afirmar que el póker es un juego de habilidad.

¿El póker es en realidad un juego de azar?

Como juego en el que se apuesta dinero y se depende de la suerte para ganar o perder, sí, el póker es un juego de azar a todos los efectos. Sin embargo, es un juego en el que prima la técnica sobre todo lo demás y donde es muy necesario depurar la técnica y ser muy constante y disciplinado para mejorar el juego y conseguir cada vez mejores resultados.

Esta profundidad es la que tanto atrae a los jugadores profesionales y aficionados, que buscan un juego donde se apueste dinero real pero donde también sea importante manejar otras muchas variables.

Otros juegos de azar, como la ruleta o los dados, dejan en un porcentaje residual la importancia de la técnica, ya que no hay más que hacer un movimiento con las manos o bajar una palanca para dejar que el azar haga el resto.

Si nos ponemos estrictos, el azar tampoco es un factor real porque muchas de estas máquinas de juego cuentan con algoritmos que evitan que el jugador pueda tener unas probabilidades demasiado elevadas de ganar, preservando la viabilidad del casino. Esto no ocurre en el póker, un juego sin trampa ni cartón en cuanto a técnica se refiere.

O sabes o no sabes, no existen sistemas ni imperfecciones en las máquinas ni en las mesas que puedan inclinar la balanza hacia un lado o hacia otro. Aquí, o sabes jugar y has mejorado tu técnica de juego o ni toda la suerte del mundo te permitirá aspirar a los grandes botes.

Que el póker es un juego en el que es necesario mejorar día a día es algo que se sabe, además de exigir disciplina y mucha capacidad de concentración para manejar numerosas variables al mismo tiempo y tratar de calar a los rivales sin que los demás jugadores conozcan muy bien cuáles pueden ser nuestras manos. Pero, ¿no es el póker un juego de azar? Sí, lo es, pero también exige mucho autocontrol y gran capacidad de aprendizaje y adaptabilidad, entre otras cosas: el aprendizaje teórico tiene mucha importancia en el póker, y coger práctica jugando y adquiriendo experiencia con el tiempo es decisivo.

Influye la suerte, como en cualquier tipo de juego. Incluso en los más básicos, como el clásico parchís, los dados juegan un papel primordial en sus dinámicas. En el póker ocurre lo mismo, solo que no pasa con los dados, sino con las cartas. Las que reparte el dealer a cada jugador van conjugándose con las comunes para ir formando manos, y aquí entra el componente de la suerte porque la estadística y la probabilidad no son aspectos exclusivos para optar a la victoria. Es por esa razón por la que está considerado el póker un juego de azar.

Habilidad vs tamaño de la muestra


Los que han decidido encontrar una solución sobre el papel a cuál es el reparto en el póker de la suerte, o si saber jugar es realmente determinante para ganar o si solo es cuestión de azar, han optado en numerosas ocasiones a estudiar, usando las matemáticas, cómo sería el factor suerte.

Y es que en una tabla donde usáramos dos mediciones, la habilidad y el tamaño de la muestra, podríamos averiguar cuál sería el componente de la suerte conforme más partidas de póker se juegan.

Explicado resulta más fácil entenderlo, sobre todo si utilizamos el blackjack como juego comparativo. Tanto el blackjack como el póker cuentan con un factor de habilidad, aunque en el caso del primero sería más apropiado decir que es un juego de azar. Pero hay que tener en cuenta que las casas normalmente calibran las mesas de blackjack de tal manera que vencer con muchas manos es casi imposible.

Dicho de otro modo: ganar en el blackjack es posible pero solo a corto plazo. La probabilidad de perder aumenta conforme se incrementa el número de partidas jugadas, es decir, conforme el jugador vaya apostando en más partidas, la probabilidad de la casa de ganar irá subiendo. En el diagrama donde utilicemos como factores de medición la habilidad y la cantidad de manos (el tamaño de la muestra), podremos ver que si alguien jugase un número infinito de manos de blackjack la casa siempre acabaría ganando, aumentando el factor suerte y exigiendo cada vez de una mayor habilidad para vencer.

A fin de cuentas, no es erróneo hablar del póker como un juego de azar. La suerte influye, pero está condicionada por la cantidad de manos y el nivel de habilidad del jugador, que a su vez definen el grado de implicación del factor suerte. El póker es un juego de azar en el que, no obstante, la destreza y la habilidad son determinantes para saber desenvolverse con soltura durante la partida. Y no hay que olvidar otro factor determinante: la varianza.

El papel de la varianza en el póker

En el póker, se entiende por varianza el índice variable entre la mejor racha y la peor de un jugador. Es, dicho de manera convencional, el ratio de variabilidad de un resultado y es un reflejo de la constancia de los resultados del jugador durante su trayectoria en las mesas de póker. Los jugadores profesionales manejan de manera eficiente este concepto, aunque nadie escapa a las malas rachas.

De hecho, por eso mismo cuando uno de estos jugadores de élite comparte sus impresiones acerca de su trayectoria comenta que los malos resultados no deben afectar al jugador porque se puede entrar en una vorágine de mala suerte. Lo mejor es asumir que no siempre se va a ganar.

Determinar qué va a dar la victoria a un jugador en el póker, si es suerte o habilidad, puede ser misión imposible si no se es un jugador de élite porque puede haber conceptos teóricos de gran complejidad que escapen a tus conocimientos, y aquello que puede parecer suerte puede ser en realidad una gran destreza.

Puede darse el caso de que jugadores que ya se hayan ganado el apodo de ‘loosers’ tengan grandes rachas ganadoras, así como buenos jugadores que sufran menos golpes en las mesas pero que las pérdidas sean colosales, lo que afectaría a la varianza y al ratio de racha media esperada.


¿Es la suerte un mito en el póker?

En realidad, no; aunque hay que tener clara una cosa en el póker: la suerte o saber jugar a veces se confunden. Hay quienes disfrazan de suerte lo que en realidad es una jugada maestra. Hay quienes, en cambio, fingen ser grandes jugadores a los que, en realidad, solo les ha sonreído la suerte momentáneamente. Estos jugadores se crecen enseguida, pero tienen poco futuro porque no dominan la técnica.

Por tanto, la destreza sí juega un papel importante en el desarrollo de una partida. Entonces, ¿qué pesa más en el póker? ¿Es suerte o habilidad lo que más se necesita para aspirar a batir a todos los rivales? El equilibrio perfecto estaría en un fifty-fifty, aunque ni la suerte ni la habilidad sirven de mucho si no se saben ver las oportunidades cuando se presentan.

También te puede interesar

Póker Varianza Parte 1: qué es la varianza en el póker

Uno de los conceptos que más trae de cabeza a jugadores de póker novatos y expertos es la varianza. Pero, ¿qué es la varianza en el póker exactamente? Esa es la pregunta del millón. Definirla ya es...

Ganarse la vida jugando al póker online: consejos para conseguirlo

¿Te apasiona el póker? Si la respuesta es afirmativa, seguro que te has planteado convertir tu pasión en tu profesión. Tanto internet como el póker, se han convertido en la fuente de ingresos de mu...

Glosario de póker: aprende la terminología de los pros

El póker, como cualquier otro juego profesionalizado, tiene su propia terminología y cuenta con numerosos tecnicismos para definir determinados aspectos y jugadas de la partida. Es importante manej...

Promociones

Vuelve Venom a Poker King VUELVE VENOM A POKER KINGLlega Venom a Poker King y coincidiendo con el 21 aniversario de la Sala. Este año se juegan 10 millones de dólares garantizados en una de las series más esperadas del año...
20,000$ EN LOS SPINS DE PARTYPOKER  20K DÓLARES EN LAS NUEVAS TABLAS DE CLASIFICACIÓN DE SPINSÚnete a las Tablas diarias de clasificación de los SPINS de Partypoker y gana tu parte de los 20,000 dólares.Partypoker presenta sus nueva...
Asegura tus ganancias con All-in cashout ASEGURA TUS GANANCIAS CON ALL-IN CASHOUT¿Te horroriza la idea de un bad beat? ¡Evítalos con All-in Cashout de Partypoker!All-in Cashout te permite terminar tu mano antes de tiempo y asegurar las ga...
Hasta un 60% de cashback con el Club Diamond de Partypoker Descubre el Diamond Club Diamond Club  es el nivel más alto del exclusivo programa VIP de Partypoker. Los jugadores que forman parte del Diamond Club pueden recibir hasta un 60% de cashback al gene...