Apuestas prematch vs apuestas en vivo: ¿cuál te conviene más?

A la hora de apostar hay un sinfín de opciones que el usuario puede elegir para adecuar sus pronósticos a unas características determinadas. Eso puede ayudar a mejorar el balance coste-recompensa, pero sin formación ni conocer a fondo qué implica cada tipo de apuesta es imposible mejorar la percepción que se tiene de las apuestas, independientemente de su tipología.

En este artículo vamos a centrarnos en las apuestas prematch y las apuestas en vivo. ¿Cuáles son mejores? ¿Qué ventajas tiene cada una? Te contamos todo lo que has de saber para mejorar tus opciones.

Apuesta prematch o prepartido: características básicas


Las apuestas prepartido o apuestas prematch son apuestas que se llevan a cabo antes de que empiece el evento. Hay varias franjas de tiempo para afrontar estas apuestas: 1 minuto, 1 día, 1 semana, 1 mes… Depende de cuándo el usuario quiera apostar.

Aquí entra en juego el factor tiempo. Y es que una apuesta prepartido puede ser una buena idea para apostar de manera anticipada con un análisis pormenorizado de los datos. Desarrollar una capacidad crítica es fundamental para hacer una interpretación adecuada de los datos y poder tomar buenas decisiones.

Pero tienen un hándicap: omiten la capacidad de desarrollo de los equipos y de los participantes, que pueden modificar la jerarquía de la competición y alterar las decisiones tomadas en el lapso de tiempo desde que se realiza la apuesta y que tiene lugar el encuentro.

Esto sucede con las apuestas que más lapso de tiempo dejan pasar entre la apuesta y el encuentro, por lo que es importante tener la seguridad de que los datos pueden cambiar la perspectiva de la apuesta si pasa demasiado tiempo entre que la apuesta se hace y el partido tiene lugar.

Apuestas en vivo: ¿son mejores que las prematch?


La respuesta es relativa. Todo depende de los tiempos que manejes, de la antelación con la que apuestas y de la capacidad de reacción que tengan los equipos rezagados.

Las apuestas en vivo otorgan un margen de maniobra muy reducido, pero a cambio permiten hacer el pronóstico en base a unos datos que tienen lugar en el momento se está disputando el partido, lo que hace que el usuario pueda disfrutar de toda la emoción del partido y tomar sus decisiones en base a lo que está viendo en el momento.

Una apuesta prepartido es una opción ideal para poder realizar un análisis concienzudo de la situación de cada equipo y contrincante, analizar sus puntos fuertes y débiles y tomar una decisión para hacer el pronóstico, lejos de la presión y la adrenalina de los eventos en vivo.

Pero demasiada antelación puede ser contraproducente, de manera que hay que añadir el factor perspectiva. Es decir, intuir la capacidad de mejora de cada equipo y dilucidar qué clase de resultado le puede llegar a proporcionar en el evento al que estás apostando, teniendo en cuenta el factor tiempo.

¿Son mejores las apuestas live que las prepartido? En realidad, no. Cada tipo de apuesta proporciona al usuario una serie de ventajas e inconvenientes que hay que tener claros. Ahora bien, los eventos en vivo pueden dar una imagen irreal de la situación de los participantes, sobre todo teniendo en cuenta que como hecho aislado no se puede tomar como referencia. En cambio, una apuesta prematch da esa vista panorámica tan necesaria para hacer una lectura adecuada del panorama deportivo, esencial si se quiere dar forma a un pronóstico realista.

El impacto que estos dos tipos de apuestas tienen sobre la oferta deportiva también se deja notar. Por ejemplo, algunos eventos o partidos que sí están disponibles en una apuesta prematch pueden no estar disponibles para apuestas en vivo. Sucede sobre todo en eventos donde hay trabas para retransmitirlos en directo, o donde las pugnas por los derechos no se han cerrado.

La experiencia como base para realizar un buen pronóstico


Fijarse en el tipo de apuesta para hacer un mejor o peor pronóstico no es una lectura adecuada. Es más, lo que tiene peso aquí es la experiencia y la capacidad crítica para analizar datos de la manera correcta. Por tanto, eso es lo que hay que tener en cuenta a la hora de hacer un buen pronóstico de apuestas deportivas.

Evidentemente, el tipo de apuesta tiene mucho que decir, pero un apostador profesional sabe cuándo tiene que elegir y qué casa mejor con determinado tipo de deporte. Por tanto, es imprescindible que la experiencia y el bagaje se dejen notar en los pronósticos para poder realizar una buena lectura de los datos y aumentar la probabilidad de las apuestas.

Las características del deporte también tienen mucho que decir. No es lo mismo una temporada de fútbol que una temporada de MotoGP o Fórmula 1, donde existen diferentes umbrales de mejora y que hacen que cada evento sea único, lo que afecta a los pronósticos y a la conveniencia de usar una apuesta prematch o recurrir a las apuestas live.

También te puede interesar

Estrategias apuestas deportivas: las mejores estrategias para apuestas deportivas

Las apuestas deportivas son un mundo aparte y para ganar vas a necesitar echar mano de nuevas estrategias dejando atrás todo lo que conoces hasta ahora. Quizá seas aficionado a juegos como el póker...

William Hill ya pertenence a 888 Holdings

William Hill ya pertenence a 888 HoldingsPor fin se ha hecho efectiva la adquisición de William Hill por parte de de 888 Holdings quienes llevaban meses de negociaciones entre sus accionistas con u...

¿Qué es un buscador de cuotas en apuestas deportivas?

Cuando un aficionado a las apuestas deportivas empieza a desenvolverse en este ámbito, normalmente se decanta por seguir una rutina en una misma casa de apuestas. Es pasado un tiempo cuando se anim...

Promociones