Drawdown y estrategias en apuestas deportivas: todo lo que debes saber

El concepto de drawdown ha sido muy utilizado en el ámbito financiero. Se le conoce como la curva de resultados en este sector, y sirve para analizar una determinada estrategia de inversión.

Algo similar ocurre en las apuestas deportivas, donde el drawdown sirve para medir las ganancias perdidas en comparación con los valores máximos de ganancias obtenidas en un periodo de tiempo concreto.

¿Para qué sirve analizar esos datos? Para medir el riesgo de, por ejemplo, seguir a un tipster, algo que nos permite cuantificar la caída de los calores de nuestras cuentas en los momentos menos propicios. Por eso los drawdowns se utilizan mucho a la hora de elegir el mejor tipster, y pueden ser un indicativo de que quizá convenga cambiar para buscar un rendimiento mayor a los pronósticos.

Drawdown: definición y características elementales


Ahor que sabes lo que es el drawdown en apuestas, es hora de analizar los tipos que existen. Porque sí, en las apuestas deportivas hay dos clases distintas de drawdowns: el DD actual y el maxDD.

  • DD actual. El drawdown actual hace referencia a las ganancias perdidas que tiene un tipster hoy, por lo que solo se tiene en cuenta los valores de esa misma jornada.
  • MaxDD. El “max drawdown” hace referencia a la cantidad máxima total de ganancias perdidas que un tipster ha tenido, teniendo en cuenta para el cálculo todo su historial de apuestas. Es el tipo de drawdown más actual a la hora de obtener referencias de un tipster, ya que permite comprobar sus datos históricos

Esto hace que los valores del DD actual siempre sean inferiores a los que se manejan con el maxDD, ya que los intervalos de tiempo que estudian son diferentes. Es importante poner en perspectiva los datos, teniendo en cuenta el tiempo comprendido y el histórico de variaciones.

Cómo conocer el drawdown puede beneficiar la estrategia a la hora de apostar


Aunque se ha intentado reducir la presencia de tipsters en las casas de apuestas, su presencia sigue siendo una constante, y a determinados perfiles de usuarios les resulta de ayuda contar con el apoyo de un especialista que guíe sus apuestas.

Calcular el drawdown es una buena manera de coger referencias de un tipster y conocer cuál es la varianza de los valores máximos y mínimos, tanto a lo largo de su trayectoria como durante el día, lo que da una muestra del desempeño del tipster durante toda su carrera y su rendimiento durante la jornada.

Analizar un tipster siempre es beneficioso, porque al seguirlo lo tomaremos de referencia a la hora de hacer nuestros pronósticos. Si bien es una buena referencia, los datos del drawdown no se deben tomar como si de una herramienta predictiva se tratase, ya que los cálculos están basados en unos resultados que no tienen en cuenta las circunstancias que llevaron al tipster a obtenerlos.

Dicho con otras palabras: analiza únicamente datos aislados, sin incluir otros condicionantes que pueden tener mucho peso a la hora de explicar el origen de los mismos. Además, hay que tener en cuenta que el volumen de pérdidas tiene mucho que ver con el stack medio manejado, un dato que los drawdowns no tienen en cuenta y que es importante para comprender cuánto se ha pagado por la apuesta y por qué se han generado determinadas pérdidas.

¿Es necesario ajustar el stake si calculamos el drawdown?


Absolutamente. Una de las maneras que tiene el usuario de mitigar el posible impacto negativo de sus pronósticos fallidos es reajustar su stack si el valor del drawdown refleja un dato demasiado alejado de lo considerado aceptable. Es la mejor forma de aplacar posibles pérdidas y de mantener a buen recaudo los fondos usados para apostar.

Es importa que cada usuario adapte su stake al maxDD, el drawdown que recoge los datos históricos. De esta manera, se contiene el riesgo y se puede utilizar el stop-loss si se excede el 50% del maxDD, lo que permite reducir el riesgo de seguir perdiendo.

No obstante, cada usuario puede aplicar el stop-loss en el baremo que considere adecuado, en función de su nivel de agresividad y del riesgo que esté dispuesto a correr. Cuando se tenga claro el stop-loss que se va a aplicar, se puede ajustar el stack en función del capital.

Si bien no es premonitorio, calcular el maxDD permite conocer los baremos máximos aproximados del stack que se deben usar por apuesta. Excederlos implica concurrir en pérdidas, y no alcanzarlos impide sacar todo el provecho de la apuesta.

Un aspecto crucial de los maxDD es que permiten identificar, durante una mala racha de resultados, si estos están dentro de lo esperado, o si son un problema extraordinario que requiere de soluciones urgentes. Todos los aficionados a las apuestas suelen conocer lo que es el tilt alguna vez en sus trayectorias, por lo que es relevante que se tenga la capacidad de conocer si los errores se mantienen dentro de los valores esperados o son más graves de lo pensado en un principio.

También te puede interesar

Apuestas deportivas rentables: cómo conseguirlas

Ganar es el objetivo que se marcan todos los usuarios aficionados a las apuestas deportivas que deciden dar el paso de probar suerte con sus pronósticos. Y, aunque muchos piensan que las apuestas s...

Tipos de apuestas combinadas

El filón que tienen las apuestas combinadas se debe a la posibilidad que ofrecen de aumentar las probabilidades de ganar. ¿Quién no elige llevarse más dinero por una apuesta? Ni tú ni nadie es tan...

Promociones