Cuotas NBA: cómo apostar en la mejor liga de básket del mundo

Después del fútbol, el baloncesto es el deporte más seguido del mundo, y en las casas de apuestas es el coprotagonista de buena parte de los pronósticos realizados. La NBA, la liga profesional de baloncesto más famosa del mundo, es la más seguida por haber albergado encuentros míticos a lo largo de su historia, y por haber acogido bajo su paraguas algunos de los equipos más prestigiosos del mundo.

Es importante que a la hora de hacer tus apuestas de la NBA sepas qué clase de cuotas ofrece cada casa, así como la dinámica de estos pronósticos, el modo en el que se calculan las cuotas de sus partidos y cómo hay que interpretar las cuotas, entre otros aspectos.

Cuotas NBA: ¿cómo son?

Empecemos por el principio: una cuota es el beneficio que se obtiene por cada uno de los euros apostados en una apuesta deportiva. Por tanto, las cuotas de la NBA son los potenciales beneficios que puedes obtener con los pronósticos deportivos que hagas de un partido de la NBA.

Las cuotas de la NBA van evolucionando conforme el tiempo pasa y la dinámica de los equipos se adapta a las circunstancias de cada momento de la temporada. Existen varios condicionantes para que los factores que alteran las cuotas vayan cambiando, de modo que hacer un seguimiento continuo del deporte es fundamental para saber cómo pueden ir cambiando los mismos y cómo afectan eso a tus futuros pronósticos.

En esencia, hay dos tipos de apuestas que puedes hacer a la hora de formalizar tus apuestas de la NBA: apuestas arriesgadas, con cuotas altas pero de alto riesgo, y apuestas menos arriesgadas, con cuotas bajas pero de más bajo riesgo. A menor cuota, menor riesgo y más probabilidad de éxito.

Sin embargo, dentro de estos dos extremos hay todo un abanico de puntos intermedios. La gran variedad de cuotas que se pueden encontrar en la NBA permite apostar asumiendo un volumen escalonado de riesgo, adaptado a las características de cada usuario, permitiendo que cada apostador asuma la cantidad de riesgo que quiera y encontrando una apuesta balanceada a sus preferencias.

Cómo calcular las cuotas de la NBA, y cómo interpretarlas


Las cuotas de los partidos de la NBA las calculan las propias casas de apuestas en base a dos aspectos: el margen de beneficios y la estadística. Las casas de apuestas miran siempre la manera de ampliar su margen de beneficios por apuesta, por lo que las cuotas normalmente no son demasiado altas porque incurrirían en pérdidas. Pero tampoco pueden ser muy bajas porque, si no, al apostador no le compensaría realizar su apuesta.

En cuanto a la estadística de probabilidades, las casas de apuestas siempre tienen en cuenta la dinámica de cada equipo, así como su situación en la clasificación, su registro de puntos o si un equipo juega o no en casa, entre otros factores.

En la NBA, las cuotas se pueden interpretar de varias maneras. Una cuota muy alta nos debe decir que la probabilidad de éxito es bastante baja, es decir, se trata de una apuesta de alto riesgo. En cambio, si la cuota es demasiado baja, podemos deducir que el porcentaje de éxito es bastante elevado, pero la recompensa es más baja precisamente por eso.

Apostar en la NBA con cuotas con “sorpresa”


Cuando hablamos de “sorpresas”, hablamos de factores imprevistos que pueden tener lugar en cualquier deporte y que pueden suponer un cambio radical en la tendencia del encuentro, lo que tiene un efecto directo en el resultado del partido y, por tanto, en nuestros pronósticos.

El básket, como cualquier otro deporte, está expuesto a estas sorpresas, ya que siempre hay un margen en el deporte para que un hecho improbable tenga lugar. Evidentemente, el factor sorpresa no se puede suprimir, por lo que siempre deberás tener en cuenta este margen de error a la hora de crear tus pronósticos.

Las estadísticas dicen que la lógica suele imponerse en los partidos de la NBA, aunque sí existen registros de encuentros en los que un equipo con la cuota más alta (es decir, con un porcentaje de victoria más bajo) termine ganando. Apostar en la NBA no es diferente a cualquier otro deporte, y el factor sorpresa termina influyendo en los resultados y en las apuestas si hacen acto de aparición.

La experiencia dice que apostar de manera regular a un evento con cuotas altas no es muy recomendable, precisamente porque el factor sorpresa es mayor y pueden acabar rompiendo la lógica de resultados que normalmente se busca con un pronóstico. No obstante, esto depende de cada usuario y del riesgo que quiera asumir con sus apuestas. Hacer uso de un comparador de cuotas suele ser lo más recomendable.

También te puede interesar

Estrategias apuestas deportivas: las mejores estrategias para apuestas deportivas

Las apuestas deportivas son un mundo aparte y para ganar vas a necesitar echar mano de nuevas estrategias dejando atrás todo lo que conoces hasta ahora. Quizá seas aficionado a juegos como el póker...

Versus y apuestas deportivas: ventajas de hacer las tuyas con ellos

La casa de apuestas Versus es una de las más populares en España. El mercado español de las apuestas se nutre de plataformas jóvenes, dinámicas y con una evidente pasión por el deporte, que se cont...

¿Es posible vivir de las apuestas deportivas?

Convertir una afición como las apuestas deportivas en la principal fuente de ingresos no es nada fácil, y conlleva ciertos riesgos de los que hay que ser consciente. Que las apuestas sean el eje ce...

Promociones