Reglas del blackjack

El blackjack es uno de los juegos más entretenidos que se pueden jugar en un casino, ya bien sea de manera presencial u online. Se trata de un juego que cuenta con pocas reglas y es por esto por lo que consigue tener muchos jugadores en activo durante todo el año y prácticamente en cada momento del día. Si eres de los que siempre ha querido conocerlo todo sobre el blackjack y deseas empezar a jugar en casinos online, te vamos a ir desgranando cuáles son las reglas generales de este juego de naipes para que sepas cómo jugar.

¿Cuáles son las reglas del blackjack?

Lo interesante de este juego de cartas, a diferencia de otros, es que puede ser aprendido en un par de minutos, aunque debes saber que no todo es tan sencillo como suena, ya que podrás empezar a jugar nada más leas este artículo con las reglas básicas del blackjack, sin embargo, esto no quiere decir que comiences a ganar todas las partidas, algo que comenzarás a hacer cuando comprendas la tónica de las partidas y cómo poder averiguar las cartas que se te van presentando y la que puede tener el crupier.

Lo primero que tienes que saber es que el juego del blackjack cuenta con varias modalidades, aunque varían muy poco en su objetivo final, siendo la meta el derrotar a la banca. En los juegos de blackjack con varios jugadores, la diferencia que existe con la de las mesas de un solo jugador es que puedes averiguar qué probabilidades van quedando según lo que tienes en mano y también según lo que van mostrando el crupier y el resto de los jugadores, puesto que la baraja que se utiliza es la misma para un jugador que para varios.

La primera regla del blackjack consiste en la apuesta inicial, la cual cuenta con una máxima y una mínima, según lo que pienses que conseguirás con las cartas que te han dado. Una vez que has apostado, se te pondrá dos cartas delante de ti o de cada jugador, estando estás en todo momento boca arriba, es decir, que su valor va a estar visible para todos los jugadores y la banca. Aunque lo normal en los principiantes es que se centren exclusivamente en las cartas que tienen frente suya, se debe de tener constancia de las cartas que han salido también al resto, ya que para el siguiente turno en el que podrás pedir una nueva carta, las que están sobre la mesa no se te darán a ti, por lo que podrás contar las posibilidades que tienes de obtener la carta que esperas.

El objetivo principal, como hemos comentado, es ganarle a la banca y esto se consigue de diferentes maneras. Una de las maneras para ganar es superar la puntuación de la banca, aunque siempre que tu valor no supere los 21 puntos. En el caso de hacerlo, llegando a 22 o incluso más, todo el dinero que has apostado se te retirará y se dirá que te has pasado. La banca también puede superar los 21 puntos, por lo que si ocurriese esto, perdería y tu ganarías el dinero que se ha apostado.

Es esencial en todo momento que comprendas las reglas que tienes en el juego o variante de blackjack que vas a jugar, puesto que en muchas ocasiones ha ocurrido que el jugador estaba basándose en un modelo de blackjack cuando estaba jugando a otro tipo, por lo que es importante tenerlo claro y leer las normas que suelen estar antes de empezar la partida y apostar para que de esta manera no ocurra ninguna confusión.

Cómo jugar al blackjack

La mejor jugada o mano que puedes tener, por supuesto, es la denominada como blackjack, en la que las cartas que tienes suman en total 21, siendo el número más alto que puedes o debes conseguir. Esto no te va a asegurar la victoria final, puesto que si otro jugador tiene también esta combinación, deberás de repartir el premio.

Para lograr un blackjack en la primera mano, es decir, cuando el crupier pone las dos cartas delante de ti, necesitas que saque un As y al lado una carta que cuente con un valor de diez, que serán los reyes, las reinas, las sotas y las cartas que tengan valor 10. Esta se podría decir que es la mano perfecta, ya que no tendrás que pedir carta ni arriesgarte, pero es cuestión de suerte que te toque. En el caso de hacerlo en una segunda o tercera mano, tendrás que ir con cuidado para no sobrepasar la cifra que se te ha dado. Aunque por lo general el As tiene casi siempre el valor más alto, que es el 11, en el blackjack puede tener también el valor de 1, según le convenza más al jugador en ese momento.

Respecto a los premios, por lo general en todas las modalidades se va a respetar la proporción de cobrar 1 a 1, esto lo que quiere decir es que si tu apuesta ha sido de 40 fichas, por ejemplo, recibirás exactamente este número de fichas, pero siempre agregando la apuesta inicial que has hecho, es decir, que si tu apuesta ha sido de 40, si ganas recibirás 80 fichas.

En el caso de que la banca tenga tu misma puntuación, se llegará a un empate, lo que quiere decir que nadie ganará y por lo tanto, se te devolverá el dinero apostado, pero en ningún momento obtendrás un beneficio.

También te puede interesar

Guía básica de Texas Hold’em P3: Clasificación de manos Texas Hold’em

El Texas Hold’em es una modalidad de póker que se juega con dos cartas individuales y un máximo de cinco cartas comunitarias que todos los jugadores pueden utilizar para crear la mejor mano. Conoce...

10 años desde el Viernes Negro estadounidense

El crack del poker online Han pasado ya 10 años desde el fatídico Black Friday o Viernes negro americano que algunos también llamada el crack del poker online.  Fue un 15 de Abril cuando la cuna de...

Manos de póker: nombres y cuáles son las mejores

Los nombres de manos de póker son verdaderas genialidades que apelan a todo tipo de elementos y personalidades, así como a objetos, animales, marcas y otras muchas cosas. Y es que, detrás de los no...