Reglas Blackjack: normas básicas para empezar a jugar

El blackjack es uno de los juegos de casino más populares del mundo. Tiene miles de aficionados y ha sido muy popular en el mundo del cine. Su premisa simple y fácil de captar se compagina con la complejidad subyacente del juego, dado que va mucho más allá del azar y de obtener una mera combinación de cartas. Lo más excitante del blackjack es la combinación de estrategia y emoción que se experimenta durante el juego.

Las probabilidades juegan un papel esencial, y es el cálculo mental de estas probabilidades el que rige la toma de decisiones, sobre todo en momentos críticos con cartas que sitúan al jugador en tierra de nadie.

En el siguiente post te hablamos de las reglas del blackjack, qué valor tienen las cartas en una partida y cuáles son las probabilidades elementales que se manejan en una ronda.

Reglas del Blackjack


Las normas del black Jack son muy fáciles de entender: se trata de conseguir una combinación de cartas que en total sumen 21, o que se acerque lo máximo posible a este valor. Se juega contra la banca (el croupier), que también tratará de alcanzar dicho valor. En cada ronda, varios jugadores pueden jugar contra el croupier y entre sí. 

En cada ronda de blackjack, los jugadores sentados empiezan con una apuesta en sus posiciones. Estas apuestas se conocen en el argot como “casillas”. Cada una de las mesas tiene que mostrar claramente cuál es la apuesta máxima y mínima. El tamaño de cada apuesta se debe seleccionar utilizando el icono de las fichas que se corresponda con el valor de la apuesta que se quiere realizar.

Cuando las apuestas están colocadas, se reparten dos cartas descubiertas a los jugadores. La banca recibe también dos cartas en el blackjack americano. Si se juega al estilo clásico, la banca recibe solamente una. En ambos casos, la carta del croupier estará cubierta.

La premisa es simple: El objetivo del juego es vencer al crupier obteniendo un total de cartas mayor que el suyo, pero sin exceder 21. Si un jugador o el crupier supera los 21 puntos, se considera una "bancarrota" o "bust", lo que significa que pierden automáticamente la mano y la apuesta.

Cuando es el turno del jugador, se tiene derecho a pedir cartas para tu mano o manos para aumentar su valor si el mismo es demasiado bajo. Tras la entrega de cartas, la banca debe completar su mano. ¿Cómo? En el blackjack las normas son muy claras al respecto y dependerán de cada modalidad de juego. Esto es importante porque establece varios puntos estratégicos relevantes tanto para la banca como para los jugadores.

El crupier también debe seguir un conjunto de reglas predefinidas sobre cuándo pedir cartas y cuándo plantarse. Estas reglas pueden variar según la variante del blackjack y el casino, pero generalmente, el crupier debe pedir una carta adicional ("hit") si su mano tiene un valor de 16 o menos y plantarse ("stand") si tiene 17 o más.

Valor de cartas en el Blackjack


El valor de las cartas en el blackjack viene determinado por el número o la letra del naipe. En esencia, se les atribuye los siguientes valores.

  • Del 2 al 10. Se les atribuye su valor nominal. Es decir, un 2 vale 2 puntos, un 5 vale 5 puntos y un 9 valdrá 9 puntos.

  • K / Q / J. A estas figuras se les da 10 puntos, al igual que las cartas con el número 10.

  • A. El As puede tener dos valores dispares: 1 u 11, dependiendo de lo que favorezca más al jugador. No obstante, hay excepciones según la modalidad de juego a la hora de usar los ases para formar un blackjack.

En el black Jack, las normas dicen que la combinación de cartas que sume 21 creará esta mano, la más fuerte de todas y la que da nombre al juego. Pero para formar un blackjack, la mano invencible, se deben reunir una serie de condiciones.

Un blackjack debe estar formado por un As y cualquier otra carta con valor de 10 (K, Q, J, 10). Para que el blackjack sea válido, se ha de completar en las dos primeras cartas que se repartan. Es decir, una combinación de cartas inicial 5♦ 3♣ a la que luego se le añade 2♥ A♦ no sería válida para formarlo.

El blackjack otorga premios normalmente en proporción 1:1. Esto quiere decir que, si has apostado 10 fichas y ganas la mano, recibirás 10 fichas de premio. Pero en black jack hay normas que permiten hacer apuestas distintas para intentar diversificar y no perder 1:1 en caso de que gane la banca.

Por ejemplo, hablamos de dividir o doblar. En algunas circunstancias, existirán alternativas que te permitirán dividir una mano en dos para aumentar tus posibilidades de ganar, o doblar la apuesta inicial.

Dividir una mano

Cuando se reparten las dos cartas iniciales, el jugador tiene la posibilidad de dividir la mano para aumentar sus probabilidades. El blackjack es eso: probabilidad. ¿Cuándo conviene dividir la mano? Cuando existan altas probabilidades de quedar en tierra de nadie si juegas una sola mano.

Por ejemplo, con 69♥. Si tus cartas suman 15, tienes muchas posibilidades de pasarte si pides cartas, pero mantendrás un valor demasiado bajo como para intentar ganar a la banca. Es una pérdida casi segura.

Al dividirla, te permite jugar con dos manos interesantes: una que parte de 6 y otra que parte de 9. Con ambas tendrás más posibilidades de obtener cartas que se acerquen a 21 sin pasarse.

Existen restricciones: por ejemplo, cuando divides dos ases. En todas las variantes del juego solo está permitido repartir una carta y no dos para cada una de las nuevas manos. Eso limita al jugador a la hora de pedir cartas o doblar la apuesta, dado que cada as puede ser usado como 1 u 11.

Doblar la apuesta inicial

Cuando se reparten las dos cartas iniciales, es posible crear una apuesta extra, igual a la apuesta inicial. Como condición, el jugador solo recibirá una carta extra si pide carta, no dos.

Según la variante a la que juegues, es posible que puedas doblar la apuesta tras dividir.

Algunos casinos online permiten al jugador retirarse seleccionando la opción de Rendirse. Eso le permite recuperar el 50% del dinero apostad, aunque depende de la variante y de la casa que albergue el juego. Es una especie de cash out anticipado, muy útil para fomentar una adecuada gestión del bankroll si la banca no para de ganar y es necesario amortiguar daños.

También te puede interesar

Los casinos online más famosos que operan en España en 2024

Los casinos online más famosos que operan en España en 2024Los casinos online han experimentando un crecimiento constante en distintas partes del mundo, y España no es una excepción a esta tendenci...

Cuál es el juego más difícil del casino

Cuando se ingresa a un casino, lo habitual es que te encuentres personas que lo que desean es poder pasar un rato muy entretenido echando partidas a cualquiera de los juegos habituales, pero con la...

Cómo ganar en las tragaperras: trucos y consejos

Ganar en las tragaperras no es fácil, sobre todo si queremos hacerlo a largo plazo, en cuyo caso la cosa se complica más. Incluso si optamos por jugar en una tragaperras que tiene premios altos, la...