Irish Poker: ¿cómo se juega al póker irlandés?

De sobra es conocido que el póker es un juego rico en variedades y maneras de ser entendido. Las diferentes clases de juegos que engloba ha permitido ramificar las formas que tienen los jugadores de disfrutar de este juego, y una de las variantes más interesantes es la irlandesa.

El póker irlandés es una variante del juego de cartas que combina elementos del Texas Hold'em y del Omaha. Es un juego emocionante que ofrece una dinámica única y una estrategia diferente.

El póker irlandés, también conocido como Double Flop Hold’em, es un tipo de póker muy divertido y cada vez tiene más adeptos. ¿Por qué? Vamos a verlo.

Qué es el Irish Poker


El irish póker o póker irlandés es una clase de juego que combina lo mejor del Texas Hold’em con los principios más queridos del póker Omaha. Ni de lejos goza de la popularidad que esas dos variantes sí tienen, pero es un juego que cada vez ha conseguido ir ampliando más su comunidad, hasta llegar a ser un tipo de juego a tener en cuenta en algunas aplicaciones y plataforma de póker online.

Partiendo de la base de que nunca has oído hablar de esta modalidad de juego, vamos a hacer un repaso por algunos de los aspectos clave del póker irlandés para que veas cómo funciona y cuál es su dinámica.

Reglas Irish Poker


Saber cómo jugar al irish póker no te va a llevar mucho esfuerzo, sobre todo si estás familiarizado con el póker Omaha o con las partidas de Texas Hold’em. A grandes rasgos, el juego se divide en seis fases:

  • Reparto de cartas. Se emplea, como de costumbre, una baraja estándar de 52 naipes. Cada uno de los cuatro jugadores recibe cartas boca abajo. Son las cartas de jugador.
  • Fase de apuestas. ¿Recuerdas las fases de apuestas del Texas Hold’em? Las reglas del irish póker mantienen intactos los principios de las apuestas de la variante de póker tejana. Eso quiere decir que hay una serie de apuestas preflop, una ronda de apuestas al principio de cada calle, y una apuesta final antes del enfrentamiento final.
  • Aparición de cartas comunitarias. En total, se revelan cinco cartas comunitarias boca arriba en el centro de la mesa, tal y como ocurre en el Texas Hold’em. Se dividen en flop, turn y river.
  • Elección de cartas de mano. Viene el principal cambio aquí. Llega un momento en el que cada jugador debe elegir dos de las cuatro cartas de mano, y combinarlas con tres de las cinco cartas comunitarias para formar la mejor mano. Las posibilidades son enormes, pero es necesario tener buen criterio.
  • Determinación del jugador mejor posicionado. Para conseguir ganar es necesario manejar la jerarquía de manos del póker, que según las reglas del irish póker se mantiene idéntica a la del resto de modalidades. La mano más alta gana y se lleva el bote.
  • Showdown. Es la fase final. Aquí, el jugador con la mano más alta gana y se hace con el pozo de premios.

Cómo jugar Irish Poker


Como ves, el irish póker es un juego de cartas muy parecido al Texas Hold’em, pero introduce el componente variable de la selección de cartas que hace que el póker Omaha sea tan querido. De una manera particular, combina lo mejor de uno y de otro tipo de póker para dar forma a un juego que mantiene toda la estructura de la variante tejana, y que ayuda a sentir una sensación de familiaridad a los nuevos jugadores.

Por eso, muchos jugadores consideran que, si no sabes cómo jugar al irish póker, aprender a desenvolverte con soltura en Texas Hold’em es una buena manera de ir curtiéndote. El irish póker no deja de ser un juego de cartas que sigue una estructura que ya conoces, lo que facilita todo lo demás. Al no ser un juego 100% nuevo, familiarizarse con las partidas te resultará más sencillo.

En resumidas cuentas: si buscas un juego diferente y emocionante, el póker irlandés seguramente sea una buena opción para disfrutar del póker de otra manera. Es una modalidad que garantiza acción, familiaridad y premios importantes, y cuenta con un componente de flexibilidad muy agradecido para quienes buscan no regirse solamente por el azar en el reparto de cartas y tomar sus propias decisiones.

Ser selectivo con las manos iniciales, saber leer a los rivales y mantener un ritmo de formación constante suelen ser los pilares del éxito para cualquier aficionado al irish póker. Nada que seguramente no sepas ya si ya te has curtido en otros juegos de póker, así que no tendrás que cambiar tus rutinas si quieres especializarte en el póker irlandés.

También te puede interesar

No Limit VS Limit Poker: diferencias entre el póker con y sin límite

Las variantes del póker son muy diversas, cada una de ellas cuenta con una serie de diferencias que las hacen únicas. Además, cada variante puede jugarse en diferentes modalidades, en función de la...

Salas de póker online más top en España: ¿cuáles son las mejores?

El póker online está conociendo una época dorada. Cada vez son más los aficionados y amantes de este juego de cartas que se benefician de las ventajas de la modalidad online. Flexibilidad, accesibi...

Póker 6-max: aspectos teóricos y técnicos

El póker shorthanded es un tipo de póker que se juega con las posiciones elementales de las mesas full ring. Prescinde de aquellas marcadas con +1 y +2 y deja en la mesa las básicas para poder desa...