Detectar un farol en póker: indicadores a analizar y situaciones propicias

Los faroles en póker son uno de los tipos de jugadas más conocidas entre los aficionados a este juego. Sin embargo, pese a su popularidad, tanto para hacerlo como para detectarlo hace falta tener mucha experiencia.

Si quieres aprender no ya a farolear en póker, sino a detectar cuándo un jugador puede estar haciendo un farol, sigue leyendo porque vamos a hacer un breve repaso por los indicios que pueden delatar la presencia de un bluff en el póker.

Cómo descubrir un farol o bluff en póker: consejos para principiantes



Para empezar a sospechar que un rival está yendo de farol hay que percibir algún indicador. Y estos indicadores se obtienen al hacer una lectura del rival y de su estilo de juego. Y es que será no solo su forma de jugar, sino su lenguaje corporal, lo que denote que puede estar yendo de farol y que está yendo sin nada durante las rondas.

Para hacer una buena lectura del rival hay que calarlo, por lo que tendremos que basar nuestros indicios en la lectura que hagamos en esta ronda, pero también en la que hayamos hecho en rondas anteriores.

Ten en cuenta que, si ya ha faroleado antes, es muy posible que lo vuelva a intentar. Sin embargo, tienes que poner su jugada en contexto, porque es posible que haya faroleado porque sus cartas no daban para más. Tener en tu poder esa información puede darte ventaja para futuras rondas.

Tener en cuenta los outs es crucial para calcular la probabilidad que hay de que un rival esté yendo de farol. Pero no te obsesiones y deja que las cartas y la propia manera de jugar del rival te digan cómo de probable es que esté yendo de farol: a veces no hay más que dejar desarrollar un poco el juego para estar más seguros de la respuesta.

Las apuestas también pueden ser muy representativas. Estudia cuál es el perfil del rival que sospechas que puede estar yendo de farol. ¿Tiende a llevar la iniciativa? ¿O es más bien de los que se deja llevar y se comporta en función de lo que hagan los demás jugadores? ¿Sube muy agresivamente? ¿Tiende a limitarse a pasar y esperar? Todo ello puede ser clave para detectar a tiempo un farol en póker.

Señales que pueden delatar la existencia de un farol



Antes que nada, hay que tener una cosa muy clara: el farol en el póker depende de la interpretación que un jugador haga del juego de los contrincantes. A veces, las conclusiones pueden ser erróneas, aunque se hayan detectado las señales correctamente, pero no conviene deleitarse en los errores. Pasa página y continúa jugando: tanto farolear como detectar un bluff requiere su arte y hay que practicar.

Mejorar las habilidades de lectura de lenguaje corporal es una de las mejores maneras de detectar a tiempo un farol. En el póker, lo que se transmite al resto de jugadores lo es todo, y saber controlar y medir al milímetro los gestos que se realizan durante una partida de póker puede ser la diferencia entre un farol efectivo de uno fallido.

Un aspecto sobre el que hay que poner toda la atención es en los gestos de falsa confianza. Normalmente, cuando un jugador tiene unas cartas poco favorecedoras, trata de dar la impresión contraria. Pero si existen pequeños trazos de sobreactuación, entonces será más fácil de identificar un bluff. Debes estar muy atento para percibir las señales e interpretarlas adecuadamente.

Otros aspectos a tener en cuenta sobre el bluff

Saber cómo detectar un farol durante una partida de póker te será de utilidad no solo en el caso de que los rivales lo estén haciendo: también te podrá venir bien esta serie de pautas para invertir la perspectiva y farolear tú sabiendo qué pueden estar observando tus rivales para intentar calarte.

Tal y como comentamos en este artículo sobre las formas de engañar a tus oponentes haciendo un bluff, es importante evitar mostrar cualquier tipo de emoción en el rostro o en el tronco. Es fácil de decir, pero muy difícil de dominar. Cualquier gesto a destiempo puede delatar la presencia de un bluff, ya lo sabes.

También es crucial que no farolees si no tienes la capacidad suficiente como para soportar perder. Jugarte tu permanencia en la partida con un bluff no es para nada recomendable, te lo garantizamos.

Es muy relevante que tengas presente que no debes hacer un farol nunca de manera gratuita. Con un bluff estás arriesgando tu dinero, así que no lo hagas solo porque no lo has hecho hasta ahora y crees que puede ser un buen momento para probar. Olvídalo.

Es también muy importante que cales a tus rivales, porque si crees que el rival no se va a rendir, va a ser inútil que hagas un farol. Debes farolear cuando tengas la certeza de que, con toda probabilidad, el rival va a ceder. Si no lo hace, el que podría estar en riesgo de perder eres tú.

En ese mismo artículo te comentábamos que, precisamente por el alto riesgo que implica marcarse un farol, los jugadores profesionales son los que menos suelen hacer bluff. Un farol no surge de manera espontánea, no es una jugada fruto del azar ni que se pueda hacer bien sin tener los conocimientos necesarios, así que la experiencia y la formación juegan un papel crucial a la hora tanto de hacerlos como de detectarlos.

También te puede interesar

Guía básica de Texas Hold’Em P7: Mejores torneos de Texas Hold’Em

Una vez alcanzado cierto nivel y llevando a la espalda años de destreza en el póker, muchos jugadores se sienten atraídos por la posibilidad de competir en un torneo de Texas Hold’em. En ellos se c...

DESCUBRE LOS MEJORES SOFTWARE PARA JUGAR A POKER ONLINE

COMPLETA TU JUEGO CON EL MEJOR SOFTWARE Una de las grandes ventajas de jugar a póker online es la posibilidad de recurrir a los software de poker de última generación. Estos programas nos aportan u...

Texas Hold’em Shorthanded parte I: cómo enfocar el preflop

En el póker shorthanded, el factor más influyente es la posición. Es lo que más importa, después de las cartas e inicio que tengamos. La clave para optar a la victoria está en evitar empezar con la...