Cómo llegar a ser jugador profesional de póker: requisitos previos | GUÍA P1

Cada vez hay más jugadores aficionados al póker e ir aprendiendo los fundamentos de sus dinámicas es elemental para poder desarrollarse cada vez más como jugador. No obstante, los profundos conocimientos matemáticos que a veces se requieren para poder desenvolverse con soltura y manejar todas las variables hace que la experiencia, la constancia y la disciplina sean requisitos fundamentales para poder aspirar a ser un jugador “pro”.

Pero vayamos por partes. Si lo que quieres es aprender a jugar al póker profesional, hemos elaborado una serie de guías con todo lo que necesitas saber para codearte con los mejores jugadores de póker. Vamos a empezar por lo básico: cómo aprender a jugar al póker profesional, qué requisitos hay que cumplir, cómo se deben calcular las ganancias y qué perfiles de jugadores pueblan mayormente las partidas más “pro”. En definitiva, todo lo que hace falta para saber cómo ser un jugador de póker profesional de éxito.

Requisitos para llegar a ser un jugador profesional de póker

Hay mil maneras de aficionarse al póker: viendo una partida retransmitida en la televisión, a través de plataformas de juego casuales en Internet, mediante partidas informales con amigos… pero hay un momento en el que algo despierta.

Ese interés, mezclado con la adrenalina de las partidas y el juego del gato y el ratón que se lleva a cabo bajo mano, hace que muchos jugadores casuales que nunca se habían planteado cómo jugar al póker profesional acaben especializándose y jugando partidas competitivas de alto nivel.

Cuando aprender a jugar al póker profesional deja de ser una aspiración para convertirse en una meta, es elemental tener claro que hay que controlar tres aspectos a nivel personal: las relaciones interpersonales, la salud y el dinero. El póker no puede ser un pretexto para aislarse socialmente, aunque es cierto que exige mucha dedicación y numerosas horas de entrenamiento.

Mantener el contacto con tu círculo de gente cercana te ayudará a mantener alta la motivación y a no acusar el desgaste que provoca. Si preguntas a cualquier “pro” cómo ser un jugador de póker profesional, verás que una de las primeras cosas que te comenta es que no descuides las relaciones personales. Es importante que la mente desconecte, por muy a tope que te sientas.

Y es que la salud es vital mantenerla para no caer en vicios que te alejen de tu meta. Ha habido incontables casos de buenos jugadores que querían saber cómo ser un profesional del póker y se dedicaron por entero a ello; tanto, que no mantuvieron el equilibrio y acabaron por convertirse en aislados sociales cuya ambición acabó haciendo mella en la salud.

En cuanto al dinero, qué decir de él. Ser disciplinado es un aspecto básico si quieres saber cómo llegar a ser un jugador profesional de póker. Hay que diferenciar entre el dinero que se utiliza para jugar al póker y el que se necesita para vivir, y ambas contabilidades deben manejarse por separado. Comprometer tu estabilidad económica por un exceso de ambición es un camino que solo tiene una salida: la ruina.

El entrenamiento de la fortaleza mental

Muchos amateurs han querido preguntar a sus ídolos cómo ser un profesional del póker el día de mañana. Hay quienes encaminan sus consejos hacia la disciplina, la estabilidad o la salud, e incluso se aventuran a entrar en el debate de si el póker es un juego de azar o de habilidad.

Más allá de eso, el póker es un juego de fortaleza mental. La resistencia es fundamental para no caer en el boicot, la conspiración cuando algo no sale según lo planeado y poder disponer de una alta capacidad de recuperación cuando se esté en horas bajas.

Tener un absoluto control emocional es vital si quieres aprender a jugar al póker profesional, y eso solo se entrena jugando, enfrentándote a rivales duros en las mesas una y otra vez. Al final, la mente se adapta y tú acabas curtiéndote. No hay otro modo.

Ten en cuenta que en tu viaje interior puedes perderte. El póker puede ser un juego muy duro si no se sabe gestionar bien. Por eso, saber cómo jugar al póker profesional es tan importante: las emociones juegan un papel vital y, si nos dejamos dominar por ellas, el póker puede vencernos y dejarnos KO mentalmente. Es importante recordar que son los propios jugadores los que toman decisiones y dictan su propia EV para cada mano contra otros rivales, y saber identificar las tendencias del juego para explotarlas en beneficio propio es importante para lograr la victoria.

Empezando a ser un jugador profesional de póker

Si quieres saber cómo llegar a ser un jugador profesional de póker, debes saber que tener mucha agilidad mental y ser capaz de manejar números mentalmente con soltura es fundamental. En el póker los números siempre mandan, y analizar las estadísticas, gestionar correctamente las ganancias y medir las apuestas para no caer en insensateces es algo básico.

Acerca del bankroll y las apuestas

Para saber cómo jugar al póker profesional, lo primordial es conseguir una cantidad suficiente de dinero para dar forma a un pequeño bankroll. Ten en cuenta que este dinero debe gastarse al margen del que dispongas para vivir y no puede mezclarse. Cuando hablamos de disciplina, también lo hacemos en el plano financiero.

Lo ideal es empezar jugando en los niveles bajos e ir habituándose a las dinámicas de las partidas competitivas de alto nivel. Como ser jugador profesional de póker es algo que solo se consigue con la práctica y la experiencia, puedes aprovechar tu camino para ir aumentando tu bankroll e ir adquiriendo cada vez más y más dinero con apuestas pequeñas y seguras.

Por lo que respecta al bankroll, debes saber que el buy in es la cantidad más elevada a la que se puede jugar en un nivel determinado. Imagina que tienes un bankroll de 6.000 euros. Aplicando este principio, puedes saber que solo deberías jugar como máximo en 200 NL, con ciegas de 1€ y 2€ y un buy in de mesa de 200€. Esto, si echas números, equivale a 30 buys. Esto, si quieres saber cómo aprender a jugar al póker profesional, es elemental que lo sepas.

Calcular las ganancias

No se puede saber cómo ser un profesional del póker si no se sabe cómo calcular las ganancias. Para realizar un cálculo de posibles ingresos mensuales y anuales es importante familiarizarse con un sistema de cálculo común. El más usado es el del ratio BB/100, el número medio de ciegas grandes ganadoras por cada 100 manos jugadas.

Para muchos jugadores que querían saber cómo ser un jugador profesional de póker, el uso de este sistema les ha permitido aproximarse a sus estimaciones de ganancias mes a mes y año tras año. Eso sí, es interesante utilizar este método porque normalmente solo se gana constantemente si el ratio resultante es positivo.

Disponer de un HUD

Un HUD (Heads Up Display) puede ser una herramienta de gran ayuda para saber cómo llegar a ser un jugador profesional de póker, pues permite consultar en pantalla varios datos que, con el tiempo y la experiencia suficiente, podrás manejar por ti mismo. Estos programas pueden ayudar a crear una base de datos que sirva para analizar nuestro juego, haciendo un seguimiento pormenorizado de nuestro estilo.

Dedicar una parte del tiempo a analizarlo puede permitirte detectar vulnerabilidades y mejorar tu estilo, algo que debes aprender para saber cómo ser un jugador de póker profesional de éxito. Si no te dedicas tiempo a ti mismo te será complicado conocerte en la mesa de juego, así que estúdiate y analízate a fondo.

El uso de estas herramientas digitales son un mero apoyo para que puedas consultar los datos de una manera mucho más ágil, sin tener que guardar un registro escrito de todo lo que vas haciendo en la mesa. Además, el uso de un software también puede permitirte identificar con más rapidez las tendencias de juego de los oponentes, algo indispensable para saber cómo aprender a jugar al póker profesional y tener una mínima posibilidad de éxito.

Tipos de jugadores profesionales de póker

A grandes rasgos, hay tres tipos de jugadores profesionales de póker que pueblan las mesas de juego: los jugadores de cash games, los de torneos y los que juegan a ambos.

Los más peligrosos en primera instancia para la estabilidad deseada pueden ser los jugadores de torneos, ya que estos saben el enorme valor que tiene la varianza en estas partidas. Estos jugadores pueden estar varios meses sin ganar, así que los cash games son lo mejor si se pretende disponer de unas ganancias regulares.

Las partidas de cash games son mejores para quienes quieran obtener unos ingresos habituales, ya que la varianza es sensiblemente inferior a las partidas de los torneos. No obstante, si quieres saber cómo ser un jugador profesional de póker no deberías perder de vista los torneos competitivos para probar algo diferente cuando hayas cogido la suficiente experiencia y no temas enfrentarte a partidas con una varianza más alta.


Más en esta Guía:

Cómo llegar a ser jugador profesional de póker: estrategias | GUÍA P2

También te puede interesar

Ya está aquí el WSOP 2022

LLEGA EL WSOP 2022El pasado 31 de mayo se celebró el evento inaugural de las WSOP en el Strip de Las Vegas con el novedoso High Roller Bounty No-Limit Hold'em de $100,000. La Programación del World...

Street Poker: qué es y sus reglas

El Street Poker es una de las variantes de póker más populares en la historia de este juego de cartas, sobre todo en el territorio estadounidense. Cuando hablamos de Street Poker nos referimos a un...

Steve O'Dwyer gana el evento principal de MILLIONS Europe

Steve O'Dwyer gana el evento principal de MILLIONS EuropePartypoker LIVE MILLIONS Europe en Barcelona ya tiene ganador, su nombre es Steve O'Dwyer y ha conseguido un premio de 250 000 €. O'Dwyer no...